El primer aforo citrícola de la Conselleria estima una producción de 3.143.984 toneladas, un 20,3% menos que en la campaña anterior

Las primeras estimaciones realizadas por la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural para la campaña 2017/2018 reflejan unas previsiones de cosecha de cítricos de 3.143.984 toneladas, lo que supone un descenso del 20,3% en relación con la campaña pasada, 800.000 toneladas menos. En la provincia de Alicante disminuye el 20,9%, en la de Castellón un 23,6% y en Valencia un 19%.

Entre las causas figuran la alternancia natural que presenta el cultivo de cítricos, así como el efecto de las copiosas lluvias del pasado invierno, que afectaron a las raíces y debilitaron el arbolado, provocando una floración irregular. Las elevadas temperaturas de mayo también influyeron negativamente.

Así lo ha destacado la consellera Elena Cebrián, tras presentar el informe de la previsión del aforo citrícola para la campaña actual a los representantes de sector agroalimentario: Cooperatives agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana, AVA-Asaja, LA UNIÓ de Llauradors i Ramaders, Asaja, COAG-CV, FEPAC-Asaja, UPA, Ailimpo, el Comité de Gestión de Cítricos. La consellera ha estado acompañada por el secretario autonómico de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero.

Descensos por grupos de producto y provincia

El descenso de producción es más acusado en el grupo de mandarinas (un -24,1%) que en naranjas (-17,6%) o limones (-16,2%). Las cifras estimadas señalan que la producción de naranjas alcanzará un volumen de 1.526.706 toneladas, la de mandarinas 1.345.444 y la de limones 246.150. La de pomelos se situará en 25.684 toneladas. En mandarinas se estima que se producirán cerca de 427.970 toneladas menos que la campaña anterior.; destaca el descenso de Clemenules con unas previsiones de unas 243.225 toneladas menos. Si se detalla el análisis provincial, la reducción de cosecha prevista para el conjunto de la Comunitat se produce en todo el territorio, siendo el descenso en la provincia de Valencia el principal responsable del mismo. Así, de las 799.229 toneladas menos de cítricos que se prevé se produzcan esta campaña en relación a la anterior, el 57,5% corresponde a Valencia (-459.267 t), el 23,6% a Castellón (-188.506 t) y, el 18,9% restante, a Alicante (-151.456 t).

Por otro lado, en 2017 ha vuelto a disminuir la superficie de cítricos (-1,3%), principalmente en Valencia y Castellón, ya que en Alicante la menor área dedicada al cultivo de mandarinas y naranjas se ha compensado con el aumento de la destinada al cultivo del limón. A diferencia de años anteriores esta reducción de superficie cítrica no se compensa totalmente con un incremento del área ocupada por otros frutales.

Ampliación de la muestra

La consellera ha subrayado el esfuerzo de transparencia y el rigor técnico desplegado por el equipo de la Conselleria para poder ofrecer estas previsiones en el inicio de campaña. De nuevo se ha ampliado la muestra, basando la estimación en una superficie de 3.243 hectáreas, frente a las 3.048 del año anterior o las 2.247 de la campaña 2014-15. Como novedad, dentro de esa muestra este año se han visitado todas las parcelas citrícolas productivas, resultando aforadas 7.588 frente a las 6.399 de 2016.

Balance final de la campaña 16/17

El informe presentado hoy a las organizaciones agrarias y a los medios recoge también un balance del final de la campaña 2016-17 en todo el Estado. Elena Cebrián ha destacado que la Comunitat Valenciana se mantiene en cabeza en producción y comercialización citrícola, con 3.943.213 toneladas, solo un 0,3% inferior al primer aforo que se presentó hace un año. Los cítricos valencianos representan el 55,4% de la producción estatal, seguida de Andalucía (29,4%) y Murcia (12,2%).

Documentación relacionada

Quizá le interese también:

Dejar un comentario