Fanzara ve “La Vida en Colores”

LVEC-en-Fanzara-4

La localidad castellonense de Fanzara acogió del 7 al 10 de julio la tercera edición de su Festival MIAU, en el que han estado muy presentes Bodegas Reymos  y sus cócteles elaborados con base de vino moscatel, La Vida en Colores. Y es que en esta ocasión, la Asociación Museo Inacabado de Arte Urbano de Fanzara, organización sin ánimo de lucro integrada por vecinos del municipio que coordina con éxito esta iniciativa desde el año 2014, ha decidido contar con el apoyo de Bodegas Reymos, debido al espíritu solidario y colaborativo que ambas comparten.

Bodegas Reymos es una cooperativa vitivinícola integrada en Anecoop Bodegas, cooperativa de segundo grado que tiene entre sus principales objetivos corporativos el lograr un desarrollo social sostenible, y la máxima sinergia e integración de sus agricultores y socios. La fijación de la población al territorio es una misión dentro de su Responsabilidad Social Corporativa, una labor con la que contribuye al desarrollo equitativo de los habitantes del entorno rural, permitiendo que muchos municipios se vean revitalizados.

En este sentido, se ha desarrollado un marco de colaboración con el Festival MIAU-FANZARA, con el afán de promover, a través de la creación colaborativa artística y cultural, el pensamiento abierto vinculado al medio ambiente y al entorno rural.

MIAU-FANZARA arrancó el pasado jueves por la noche con una cena popular en la que participó todo el pueblo, así como artistas y visitantes. En este encuentro se ofreció una edición especial del innovador cóctel frizzante La Vida en Colores, producido por Bodegas Reymos: un combinado de baja graduación a base de vino procedente de uva moscatel disponible en tres colores (azul, verde y naranja) de acuerdo a sus tres sabores frutales, “Blue Hawai”, “Green Apple” y “Orange Mimosa”. Esta nueva categoría de vino, en la que el sabor y el color son los grandes protagonistas, es el resultado de aplicar la creatividad al saber hacer y la experiencia de Bodegas Reymos, buscando, al igual que el propio festival, empatizar con un nuevo público que busca experiencias diferentes. En definitiva, personas que apuestan por ver la Vida en Colores, y descubrir una forma alternativa de creación de comunidad y de recuperación de memoria y orgullo.

El Festival

Veinticinco artistas de distintas nacionalidades han repetido en esta tercera edición la experiencia de anteriores invitados y han convivido durante los cuatro días del Festival con los vecinos del municipio. Los fanzarenses volvieron a abrir sus casas para alojarles, generando la oportunidad de intercambiar vivencias de mundos muy dispares, todo ello dentro del proyecto social que constituye la esencia del MIAU-FANZARA

Además de la producción artística que permanecerá en el Museo, la programación del Festival ha incluido 4 exposiciones, 5 talleres y actuaciones musicales de diferentes estilos para cada jornada del festival.

Quizá le interese también:

Dejar un comentario