Ximo Puig propone a la UE la creación de un observatorio de frutas y hortalizas para obtener datos en tiempo real y evitar disfunciones en el sector

8 febrero, 2019

El organismo funcionaría de forma análoga al Observatorio Europeo del Mercado de los Productos de la Pesca y de la Acuicultura

El president explica que este órgano permitiría “un control estadístico y real de los precios, las importaciones, las exportaciones y la calidad de las transacciones en tiempo real”

Asegura que el Consell ha trabajado para intensificar el conocimiento en Europa de la agricultura mediterránea

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha solicitado a la Unión Europea la creación de un observatorio para frutas y hortalizas, un organismo que permitiría obtener datos estadísticos del sector en tiempo real y afrontar los retos del sector, evitando disfunciones. Así lo ha manifestado el president en su visita a la feria hortofrutícola Fruit Logistica, en Berlín, en la que ha explicado que ha enviado una carta al comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, en la que le propone la creación de este organismo.

En los últimos meses hemos intensificado la percepción en Europa de la necesidad de fortalecer la agricultura mediterránea“, ha afirmado Puig, que, en este sentido, ha defendido la importancia de crear un organismo especializado que funcione de forma análoga al Observatorio Europeo del Mercado de los Productos de la Pesca y de la Acuicultura. Con ello, ha explicado, “en todo momento habría un control estadístico y real de los precios, las importaciones, exportaciones, la calidad de las transacciones en tiempo real, y de cómo está evolucionando la situación de los mercados“.Asimismo, ha añadido, este observatorio serviría para potenciar la transparencia en casos como la posible aplicación de la cláusula de salvaguarda, de modo que “se pueda hacer de una manera efectiva, no desde la demagogia, porque habrá datos que todo el mundo tendrá a su alcance“.

Por otra parte, ha anunciado que ha enviado otra misiva a la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, para hacerle llegar “la voluntad de actuar a favor de la libre competencia, pero no faltando a la igualdad de condiciones, sobre todo en el ámbito fitosanitario“. En este sentido, ha considerado que este asunto “no solo es un problema de los niveles de exigencia que tienen los productos europeos“, sino que ha destacado la importancia del control de plagas. “Si no hay reciprocidad, hay un doble peligro: el que tienen que ver con la competencia pura y dura, además de los que tienen que ver con la salud, las plagas y la seguridad alimentaria“, ha defendido.

Abrir mercados

El president ha señalado como principal reto del sector “estar bien posicionado en el corazón de las exportaciones“, y ha destacado que el 80% de las exportaciones españolas tienen como destino países europeos. “Hay una intención cada vez más clara de avanzar en nuevos mercados“, ha destacado el jefe del Consell, que ha apostado por “llegar a China, a Japón, a Canadá” y a dar un “paso más allá para conseguir nuevos mercados“. Todo ello, ha añadido, “insistiendo en la calidad” y en la apuesta “por el diseño, la segmentación y la tercera gama“, especialmente en una “temporada muy complicada, sobre todo para los cítricos“.

Brexit, trasvase y cítricos de Castellón

En cuanto a la salida del Reino Unido de la Unión Europea, ha considerado el mercado británico “fundamental” para el sector agroalimentario valenciano, que, ha admitido, está “expectante” respecto al nuevo acuerdo que debe ser votado por el Parlamento británico. “Creo sinceramente que el acuerdo Europa-Reino Unido era un acuerdo que favorecía la estabilidad“, que ha apostado “por que sea un Brexit asumible en términos de equidad en el mercado y en la relación entre las personas“.

Así, ha manifestado su preocupación por que puedan aparecer “nuevas fronteras“, y ha defendido “que no haya fronteras de carácter legal ni que se propicie la dificultad“.

Además, se ha referido al trasvase Tajo-Segura y sus consecuencias en la Comunitat, especialmente en la Vega Baja, en la que, ha asegurado, “se garantiza la seguridad para esta temporada“. “Eso es muy importante, porque los agricultores tienen que pensar de qué manera se puede acompasar mejor el producto al mercado, y para eso se tiene que estar trabajando desde la estabilidad, y no se puede estar pensando en si tendré agua o no la semana que viene“, ha subrayado, y ha señalado el tejido asociativo de los agricultores de la comarca como un ejemplo de lo que se debe seguir haciendo en el sector.

Asimismo, ha hecho referencia a las consecuencias de la actual temporada citrícola para la provincia de Castellón, aunque se ha mostrado convencido de que “el trabajo permanente de los comerciantes y de las cooperativas, va a intentar dar la vuelta a esta situación, sobre todo con más organización y una reestructuración profunda del sector“. “También, evidentemente, con el apoyo institucional, que es absolutamente necesario y con la nueva PAC, que debe, de una vez por todas, tener en cuenta las necesidades de la agricultura mediterránea“, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *