Los presupuestos de la Generalitat para la promoción de la economía social aumentan un 54% en 2017

El programa de apoyo a la economía social que gestiona la dirección general de Economía, Emprendimiento y Cooperativismo ha salido reforzado en los presupuestos de la Generalitat para 2017. Se confirma la tendencia al alza que empezó en 2016 y este año la dotación crece un 54,61% respecto al año anterior, hasta situarse en 4,4 millones de euros, cifra que todavía sigue siendo muy baja si se compara con los 8,1 millones de 2008, último ejercicio antes de los recortes.

Tanto los fondos propios de la Generalitat como los fondos finalistas (del Fondo Social Europeo y del Ministerio de Empleo y Seguridad Social) han aumentado en los últimos dos años de gobierno bipartito. Durante esta legislatura, los fondos propios se han incrementado un 61,30% y los finalistas un 80%. Sin embargo, ello no ha sido suficiente para compensar las rebajas de los años precedentes y el presupuesto sigue siendo un 45% menos que hace diez años.

El mérito por el incremento de fondos destinados a promocionar la economía social ha de atribuirse, también, a Les Corts, que han enmendado al alza las dotaciones proyectadas por la conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo. Los grupos parlamentarios, especialmente Podemos, han presentado y defendido enmiendas en favor del cooperativismo y la economía social que han supuesto al final un incremento de 674.000 euros en la dotación de fondos propios, un 34% más del presupuesto inicialmente consignado por el Consell.

Así pues, el escenario parece favorable a las cooperativas en 2017, reforzando el compromiso recogido en el Acuerdo del Botànic. No obstante, para el presidente de la Confederació de Cooperatives de la Comunitat Valenciana, Emili Villaescusa, “aun siendo insuficiente, es muy importante el aumento en los fondos que este año tendrán a su disposición el cooperativismo y la economía social; pero es todavía más importante, sin lugar a dudas, que ese presupuesto se llegue a ejecutar íntegramente y, sobre todo, que se gestione con eficiencia”.

La Confederació lleva años reivindicando que las líneas de ayudas se adecúen a las necesidades actuales del cooperativismo valenciano, con requisitos que sean asequibles y viables, y con una gestión eficaz y orientada al beneficiario. Las cooperativas consideran imprescindible, para que las ayudas sean útiles y atractivas, que se haga un diagnóstico previo de necesidades, se definan las líneas idóneas y se las dote con presupuesto suficiente. Además, reclaman simplificación, evitando textos técnicos ininteligibles que disuaden a los beneficiarios; flexibilidad, no imponiendo requisitos con un nivel de exigencia superior a otras convocatorias de ayudas de la Generalitat; y eficiencia, estableciendo un calendario de trámites que evite retrasos e indefensión en los beneficiarios.

El 3 de enero se publicó la convocatoria de ayudas a empresas de la economía social destinada a apoyar las inversiones en activos fijos que realicen cooperativas y sociedades laborales. Esta línea de ayudas, que ha experimentado este año un incremento cercano al 78%, se quedó sin convocar  en 2016 por problemas burocráticos.

Consulte la evolución de los presupuestos de la Generalitat entre 2008 y 2017

Quizá le interese también:

Dejar un comentario