Joan Picó, enólogo de La Baronía de Turis, reconocido por la DOP Valencia con la medalla de oro al mérito vitivinícola

La DOP Valencia distinguió, el pasado 12 de junio, al enólogo de la Baronía de Turís, Joan Picó, con la Medalla de Oro al Mérito Vitivinícola. Este reconocimiento se realizó en el transcurso de la celebración de la XIII edición de la Noche del Vino DOP Valencia, que se celebró en el Palau de Les Arts Reina Sofía, y en la que se dieron cita numerosas bodegas valencianas, profesionales de la restauración, tiendas especializadas y el comercio agroalimentario.

Picó, de 44 años, es licenciado en Ciencias Químicas y Enología por la Universitat de València y Máster en Viticultura y Enología  por el “International Social Science Council” de París.

En 1999 entró a formar parte de la Bodega Baronía de Turís como responsable de Calidad, cargo que desempeñó hasta el año 2001, momento en que se convirtió en su enólogo y pasó a dirigir todos los procesos de la elaboración de los vinos de esta bodega valenciana.

Quienes lo conocen bien destacan su enorme calidad humana, la pasión por su trabajo, su dedicación y su profesionalidad a la hora de desarrollar una intensa y vital labor en la renovación completa de los vinos y productos de Baronía de Turís. Para él, recibir esta distinción ha sido un “reconocimiento a la labor y al esfuerzo realizado en los últimos años, en favor los vinos de La Baronía de Turís; algo que me ha hecho crecer a nivel personal como profesional”.

Una personal visión del vino

Picó entiende y practica la enología de una forma muy personal. Para él, la enología “es algo que nace, que vas creando y que fortalece una parte de ti muy personal”. A Joan Picó le gusta decir que “los vinos siempre llevan una parte de uno mismo y de las características y peculiaridades del lugar de donde provienen, por eso, yo intento que los que hacemos en la Baronía de Turís sean vinos para compartir, fruto de nuestro entorno, de nuestra historia, de nuestras variedades autóctonas, y que respondan a siempre a una elaboración artesanal, sin perder el carácter propio de cada uno de ellos”.

Sus hitos más importantes como enólogo de la Baronía de Turís y que han llevado a esta bodega a estar donde está hoy comenzaron hace unos años con “una revolución”, que continúa haciendo día a día. El desarrollo de la familia de tintos Henri Marc (Syrah y Merlot), es sin lugar a dudas, una de las referencias de las que siente especialmente encantado, “pero no puedo olvidar la evolución conseguida en nuestra gama de vinos blancos, la mistela envejecida “1000 Besos” o nuestra última creación: el “Vermut 13:30”, todo un reencuentro con un producto muy arraigado en nuestra bodega, que se dejó de elaborar y era una asignatura pendiente que debíamos retomar”, explica.

Como enólogo de una bodega adscrita a la DOP Valencia, cree que cada vez hay más y mejores técnicos, muy bien formados, de un potencial vitícola extraordinario y que desarrollan su labor en unas instalaciones de primer nivel. Picó tiene muy claro que, hoy en día y desde hace ya unos años, “los enólogo valencianos pueden competir, de tú a tú, con vinos de otras afamadas zonas españolas”.

Sus próximos retos como enólogo en la Baronía de Turís se basan en generar nuevos planes de inversión para los próximo tres años, que pasan por mejorar procesos y optimizar y diversificar nuevas técnicas complementarias en la elaboración de los vinos. Tal como apunta, “en el trabajo del enólogo, cada campaña es un reto nuevo en el que debemos innovar casi a diario, para responder a las particularidades de cada cosecha”.

Lo cierto es que su pasión, su dedicación y la experiencia de toda una vida dedicada al sector vitivinícola se reflejan en el carácter y la personalidad de unos vinos que ya despuntan como únicos.

Quizá le interese también:

Dejar un comentario