El valor de la producción comercializada de las cooperativas agroalimentarias valencianas superó en 2015 los 1.280M€

Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana ha celebrado en la mañana de hoy en los Salones Siglo Veintiuno de L’Alcúdia su Asamblea General ordinaria, a la que han asistido alrededor de 155 personas en representación de más de 90 cooperativas asociadas.

Informe socioeconómico

Los asistentes a la Asamblea han recibido una publicación con los datos más relevantes de la actividad desarrollada por Federació durante el pasado año y del Informe Socioeconómico del Cooperativismo Agroalimentario Valenciano, correspondiente a 2015. Según los datos recopilados para la elaboración de este Informe, en la Comunitat existen un total de 355 cooperativas (332 de primer grado y 23 de segundo grado). Las zonas de mayor concentración de cooperativas agroalimentarias son La Plana Baixa (40), Utiel-Requena (34 y La Ribera Alta (24). Durante 2015, el sector acumuló una facturación de más de 2.020 millones de euros y un valor de la producción comercializada superior a los 1.280 millones de euros. Para calcular el valor de la producción comercializada, se han detraído de la facturación agregada las posibles duplicidades y las actividades de suministros tales como tiendas o gasolineras.

En materia de exportaciones, las cooperativas valencianas llegaron a más de 70 países y superaron los 866 millones de euros. El grueso de la exportación, como es habitual, se concentró en la Unión Europea (72% del total) y, dentro de ésta, en la zona euro (59% del total). Por países, Francia (20%) y Alemania (20%) representan los principales destinos de exportación. Otros mercados importantes para dichas exportaciones fueron Italia (9%), Reino Unido (7%) y Países Bajos (5%).

Las cooperativas agroalimentarias valencianas suman en conjunto cerca de 195.000 socios. En cuanto a empleo se refiere, cabe destacar que mantienen cerca de 21.000 puestos de trabajo, de los cuales el 76% son de carácter fijo o fijo discontinuo. Por provincias, Valencia aglutina el 54% del total, seguida de Castellón con el 35% y de Alicante con un 11%.

La PAC post 2020 y los elementos que condicionan el debate

Tras la Asamblea, ha tenido lugar una conferencia ofrecida por Albert Massot, del Departamento de Políticas Internas y Cohesión del Europarlamento, centrada en el debate abierto sobre el diseño de la PAC que debe aplicarse a partir del año 2021. Massot ha abordado los condicionantes de tipo institucional y presupuestario que se derivan del contexto actual, marcado por la próxima salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Se estima que el Brexit podría tener un impacto de hasta 3.600 millones de euros en el presupuesto de la próxima PAC, salvo que el resto de Estados Miembro decidan compensar este déficit de financiación aumentando sus aportaciones al presupuesto comunitario. Massot ha repasado los anteriores ciclos de reforma de la PAC, las complicaciones en el calendario de reforma previsto, el cambio del contexto de negociación o las líneas que condicionarán la pretendida modernización y simplificación de la Política Agraria Comunitaria.

Clausura de la Asamblea

En la Clausura de la Asamblea han intervenido Cirilo Arnandis, presidente de Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana, Francisco Rodríguez Mulero, secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural y Elena Cebrián, consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural.

En su intervención, Arnandis ha destacado que “sin rentabilidad es imposible garantizar el relevo generacional que necesita nuestro sector. Sin relevo se acelera el abandono de parcelas, y con ello la degradación de nuestro entorno y del paisaje”. También ha aludido a su efecto en “la progresiva despoblación del medio rural y en un freno al impulso que ofrece el sector al conjunto de la Economía valenciana” y ha resumido la situación actual afirmando que “sin rentabilidad, el campo valenciano se muere”.

De igual forma, el presidente de Cooperatives Agro-alimentàries ha reclamado a la Conselleria “mayor celeridad administrativa para la gestión de algunos temas importantes para el sector, como la aprobación definitiva de la Ley de Estructuras Agrarias o el Plan Director del Cooperativismo”, y ha recordado que tras ello, será necesario un adecuado desarrollo normativo, así como dotaciones humanas y económicas necesarias para garantizar su viabilidad. Arnandis también ha abordado algunas problemáticas, tanto de carácter transversal como sectorial, en los que desean contar con el apoyo de la Administración autonómica para defender la postura del sector cooperativo, tales como la laxitud de la Comisión Europea en materia de actuaciones inspectoras frente a la entrada de plagas y enfermedades a las fronteras comunitarias o la preocupación por la situación en torno a bacteriosis como el greening o la Xylella fastidiosa. A nivel autonómico, Arnandis ha apelado a temas como la solución a los efluentes generados en las almazaras, la ley que debe regular el funcionamiento del IVIA o la gestión de los informes que se envían al Ministerio para publicar las Órdenes de reducción de módulos del IRPF por circunstancias excepcionales.

Rodríguez Mulero ha incidido en que Consell tiene “toda la voluntad política” de estar la lado del sector cooperativo agroalimentario, cuyo trabajo ha reconocido ya que “suple en ocasiones la falta de músculo de la Conselleria”. El secretario autonómico ha remarcado que “estamos intentando cogestionar y codecidir con vosotros” y ha dado respuesta a algunos de los temas abordados por Arnandis en su intervención. Rodríguez Mulero ha afirmado que en la modificación del PDR que Conselleria va a discutir con la UE el próximo día 16 se va a incidir en ajustes presupuestarios que ayuden a desarrollar la Ley de Estructuras Agrarias. También ha asegurado que se ha preparado una solicitud a Presupuestos y a Función Pública para incrementar el personal de Conselleria. En cuanto a la rebaja de módulos del IRPF ha reconocido que “el problema es el método, que es complicado y perverso, pero mientras no se modifique será así”. Por último, ha lamentado que “seguimos siendo incapaces de ofrecer a los jóvenes un proyecto de vida viable en el sector agrario, pero estamos avanzando en ello”.

Por última, Elena Cebrián ha invitado al sector cooperativo a que siga siendo “igual de exigentes, pero también comprensivos con las limitaciones que tenemos en materia de presupuesto y estructura” y ha calificado a las cooperativas como “herramienta fundamental para el futuro que queremos que tenga la Agricultura valenciana”. Por último, ha reiterado su voluntad de “diálogo, consenso y colaboración” y ha aludido a tres propuestas fundamentales para el sector: la Ley de Estructuras Agrarias, el Plan Director del Cooperativismo, y la Ley de Innovación Agroalimentaria, conocida como Ley del IVIA.

Quizá le interese también:

Dejar un comentario