El sector cooperativo reflexiona en Dénia sobre retos de presente y futuro

Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana organizó el pasado 13 de noviembre en el CdT de Dénia una jornada sobre “Retos del cooperativismo agroalimentario”, a la que asistieron representantes de alrededor de 40 cooperativas, mayoritariamente de la provincia de Alicante. Durante la jornada se abordaron cuestiones relacionadas con la Ley de Estructuras Agrarias, las políticas de la Generalitat Valenciana para la mejora del cooperativismo, la comunicación con la masa social o la importancia de los valores cooperativos como elemento diferencial para posicionar y prestigiar el producto

La jornada fue inaugurada por el presidente de Federació, Cirilo Arnandis, y por el director general de Agricultura, Ganadería y Pesca, Roger Llanes. Durante su intervención, Arnandis destacó la importancia para Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana de distribuir su actividad formativa y de divulgación por todo el territorio, para llegar con mayor facilidad a todas las cooperativas. De igual forma, incidió en la importancia de los temas a abordar para contar con cooperativas fuertes y competitivas, para garantizar el relevo generacional, facilitar el acceso de jóvenes y mujeres a la tierra y para establecer una comunicación más fluida con los socios y socias.

La mejora de las estructuras agrarias y las cooperativas

El director general de Agricultura, Ganadería y Pesca valoró la situación actual de las estructuras agrarias valencianas como “una rémora” y un “obstáculo para el crecimiento del sector agroalimentario“. Para poner solución a este problemas, desde el Gobierno autonómico se ha impulsado una Ley de Estructuras Agrarias, que está próxima a finalizar su trámite en Corts Valencianes, y que pretende mejorar la situación actual a través de actuaciones como la creación de bancos de tierras, lucha contra el abandono de tierras, la articulación de mecanismos para la reestructuración parcelaria o el desarrollo de Iniciativas de Gestión en Comñun (IGC), un apartado en el que Federació ha insistido especialmente durante la fase de tramitación de la Ley y en la que el sector cooperativo debe ser un agente fundamental.

La comunicación con los socios y socias

La siguiente intervención de la jornada corrió a cargo de Antonio Aparicio, director de Recursos Humanos y Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de GRupo Pastores, cooperativa aragonesa que cuenta con más de 1.000 socios distribuidos por toda la Comunidad Autónomas y zonas limítrofes. Aparicio expuso las condiciones particulares de Grupo Pastores, como el volumen y características de su masa social, la dispersión geográfica, la valoración que hacen de los servicios prestados por la cooperativa, sus necesidades… A partir de esta caracterización, desarrolló algunas de las estrategias de comunicación interna que desarrollan, tanto tradicionales como vinculadas con el uso de nuevas tecnologías. Estas estrategias giran en torno a la idea de mantener al socio informado en todo momento de aquello que es de su interés (cotizaciones, información sanitaria, normativa, actividades, estado de la cooperativa…), detectar las personas que ejercen influencia en su entorno más cercano (que no necesariamente deben formar parte de los consejos rectores), identificar los sistemas de comunicación más efectivos en cada caso, valorar en todo momento la satisfacción del socio y anticiparse a través de la información procesada a los problemas que puedan surgir.

El hecho cooperativo como valor diferencial

La última de las intervenciones de la jornada tuvo como protagonistas a Mentxu Segura y Verónica Cerdán, de Makinacción, una agencia de comunicación alicantina especializada en la construcción de un relato particular para cada cliente (storytelling) y en el desarrollo de estrategias transmedia, que adaptan el mensaje a diferentes canales sin perder la perspectiva de globalidad y la interrelación entre todos los soportes empelados. Makinacción es una cooperativa, y como tal es conocedora de los principios y valores de esta fórmula empresarial. No solo eso, si no que entienden -e hicieron entender a los asistentes a la jornada- que esos principios y valores son factor diferencial a la hora de posicionar y vender nuestro producto y nuestra actividad. Durante su intervención hablaron de gustos de los consumidores, de aquello que valoran en los productos que consumen, de la relación de la cooperativa con el entorno en el que desarrolla su actividad, de las estrategias empleadas por las cooperativas para poner en valor su condición…

La jornada finalizó con una comida en la que se sirvió un menú elaborado por alumnos de ciclos de cocina del CdT de Dénia, en el que los productos de termporada de origen cooperativo fueron protagonistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *