Cooperatives Agro-alimentàries organiza una jornada sectorial del aceite en Anna

IMG_5473

El sector cooperativo del aceite se ha reunido en la mañana del miércoles en Anna para participar en la jornada sectorial organizada por Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana. En torno a 55 representantes de cooperativas, entre los que se encontraban presidentes, gerentes, técnicos y socios en general, se han dado cita en el Castillo-Palacio de los Condes de Cervellón para participar en esta jornada, que ha abordado el análisis de la situación actual del sector, sus problemáticas y retos de cara al futuro más inmediato.

José Bellver, presidente de la sectorial del aceite de Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana y Vicent Insa, técnico de la misma, han desgranado datos referentes al balance de campaña y a las actividades desarrolladas por la sectorial en la Asamblea celebrada.

Ponencias
La jornada se ha completado con distintas ponencias que han versado sobre asuntos de interés para el sector. Así, Teresa Velázquez, del Servicio de Seguridad y Control de la Producción Agraria de la Conselleria de Presidencia y Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua ha hablado a los presentes de la información alimentaria que se debe facilitar al consumidor en el etiquetado de aceite y del proyecto de normativa sobre la utilización de fertilizantes nitrogenados en las explotaciones agrarias.

Sobre la primera de las cuestiones, Velázquez ha desglosado el Reglamento de la UE 1169/2011, sobre la información alimentaria facilitada al consumidor y el Reglamento 29/2012 sobre normas de comercialización del aceite de oliva, entre otras normas. El primero de los Reglamentos, de aplicación desde finales del pasado año, detalla las exigencias en materia de información nutricional obligatoria y voluntaria, la claridad y legibilidad del etiq
uetado, la indicación de la presencia de alérgenos, de aceites o grasas de origen vegetal o el país de origen o procedencia, entre otros aspectos.

Sobre el segundo de los aspectos, Velázquez ha presentado a los asistentes el proyecto de normativa, abordando con detalle el caso de las almazaras. Con el proceso de extracción del aceite de oliva virgen de dos fases se producen efluentes constituidos fundamentalmente por las aguas de lavado de las aceitunas y de lavado del aceite. Según la normativa en proyecto, con el fin de ser valorizados en agricultura, dichos efluentes deberán considerarse inocuos -con un contenido bajo en metales contaminantes, sin patógenos…-, eficaces, constantes en su composición química y estables. Deberá transcurrir un mes desde su producción hasta su aplicación, pasando un mínimo de tres meses antes la siembra o plantación -en el caso de cultivo herbáceos-, mientras que en el caso de cultivos leñosos se evitará que entre en contacto con las plantas. Este plazo de un mes se plantea por el sector como una traba a la hora de resolver el problema generado con estos efluentes en las almazaras, por la necesidad de almacenarlos previamente a su valorización.

Por su parte, José Juan Morant, de la subdirección general de Política Agraria Común y competitividad, dependiente también de la Conselleria de Agricultura, ha explicado a los presentes fundamentos del nuevo PDR, todavía en fase de aprobación por parte de Europa, incidiendo en temas como las estrategias de agregación para la cesión de derechos, contempladas para evitar la pérdida de los mismos por su bajo importe.

Los asistentes a la jornada le han trasladado además a Morant el descontento generalizado con el funcionamiento actual de la nueva aplicación para la presentación de solicitudes de derechos de pago único, que ha obligado incluso a ampliar el plazo para la presentación de las mismas hasta el próximo 15 de junio. Un descontento que la propia Conselleria ha trasladado al Ministerio, con el fin de buscar soluciones inmediatas.

Quizá le interese también:

Dejar un comentario