Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana celebra su Asamblea General

IMG_9248_1

Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana ha celebrado en la mañana de hoy en los Salones Siglo Veintiuno de L’Alcúdia su Asamblea General ordinaria, a la que han asistido unas 160 personas en representación de más de 90 cooperativas.

Informe socioeconómico

En el transcurso de la Asamblea se ha dado cuenta del Informe Socioeconómico del Cooperativismo Agroalimentario Valenciano correspondiente al ejercicio 2014. Del contenido del informe se extrae que en la Comunitat existen un total de 353 cooperativas (332 de primer grado y 21 de segundo grado), que acumulan una facturación de más de 1.940 millones de euros y un valor de la producción comercializada superior a los 1.200 millones de euros.

IMG_9260_1

En materia de exportaciones, las cooperativas valencianas llegaron a más de 70 países y superaron los 823 millones de euros, concentrándose principalmente en la Unión Europea (77% del total) y, dentro de ésta, en la zona euro (59% del total). Desgranando esta cifra por países, destaca el peso de Francia (22%) y Alemania (18%) como principales destinos de las exportaciones de las cooperativas agroalimentarias valencianas. Otros mercados importantes para dichas exportaciones han sido Italia (8%) o Reino Unido (7%).

Por último, en cuanto a empleo se refiere, cabe destacar que las cooperativas agroalimentarias valencianas mantienen un total de 21.000 puestos de trabajo, de los cuales el 74% son de carácter fijo o fijo discontinuo. Por provincias, Valencia aglutina el 53% del total de empleos, seguida de Castellón con el 36% y de Alicante con un 11%.

El TTIP, a debate

Tras la Asamblea, ha tenido lugar un debate sobre las implicaciones para el sector agroalimentario valenciano del TTIP, que ha contado con la participación de Gabriel Trenzado, Director de Relaciones Institucionales y con la UE de Cooperativas Agro-alimentarias de España y de Esther Herranz, Eurodiputada del Grupo Popular y miembro de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo.

IMG_9301_1

Durante su intervención, Herranz ha asegurado que “el Parlamento europeo no es partidario de cualquier acuerdo, sino de un buen acuerdo”. Asimismo, ha manifestado que “el capítulo agrícola es uno de los más sensibles de las negociaciones que se mantienen abiertas”, ya que existe por ambas partes “celo por proteger determinados sectores que consideran sensibles”. Por último, ha desgranado algunas de las líneas de negociación relacionadas con distintos sectores productivos, estableciendo una diferencia entre los intereses “ofensivos y defensivos” de cada una de las partes negociadoras, es decir, aquellos objetivos que buscan conseguir y las líneas rojas que se han fijado.

Por su parte, Trenzado ha destacado que “Estados Unidos y la Unión Europea representan conjuntamente el 50% del PIB mundial y generan un comercio diario entre ambas partes de 3.000 millones de euros”. A nivel nacional, España consiguió en 2014 un superávit en la balanza comercial con Estados Unidos de 332 millones de euros. Trenzado ha remarcado que “desde Cooperativas Agro-alimentarias de España no queremos prejuzgar ningún proceso negociador”, y que sólo a partir de los datos de un acuerdo se puede establecer una valoración al respecto. Por otro lado, ha abogado porque el acuerdo resultante de las negociaciones defienda la singularidad de las Denominaciones de Origen y las Indicaciones Geográficas Protegidas vigentes.

Ambos han destacado que no parece probable un acuerdo antes del cambio de la Administración estadounidense tras las elecciones del mes de noviembre, y que ninguno de los candidatos es tan proclive a la firma del TTIP como el presidente Obama.

Clausura de la Asamblea

En la Clausura de la Asamblea han intervenido Ángel Villafranca, presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Cirilo Arnandis, presidente de Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana y Francisco Rodríguez Mulero, secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural.

IMG_9391_1

En su intervención, Villafranca ha destacado que “las cooperativas somos una parte muy importante del sector agroalimentario nacional”. Asimismo, ha remarcado que “estamos el momento de afianzamiento de un cambio que se ha producido, hacia un mundo más global. Necesitamos empresas más grandes, más internacionalizadas, más potentes, y de eso sabéis mucho en la Comunitat Valenciana”. Por último, le ha trasladado al secretario autonómico Francisco Rodríguez Mulero, la necesidad de que las Comunidades Autónomas trabajen para “armonizar las leyes autonómicas que regulan los marcos en los que operamos y que nos permiten acceder a los mercados”.

Por su parte, Arnandis ha asegurado que Federació aprecia “el clima de debate y entendimiento generado con nuestras cooperativas y la buena disposición a atender nuestras reclamaciones” por parte de la Conselleria, si bien ha matizado que “hemos mostrado nuestro desacuerdo y preocupación ante determinadas cuestiones, como la aprobación en Les Corts de la proposición no de ley sobre la reducción progresiva del uso de fitosanitarios”.

De igual forma, el presidente de Cooperatives Agro-alimentàries ha reclamado al secretario autonómico mayor representación si cabe “en todos los foros en los que se debatan asuntos que atañen a nuestro sector”, y ha abordado algunas problemáticas, tanto de carácter transversal como sectorial, en los que desean contar con el apoyo de la Administración autonómica para defender la postura del sector cooperativo, tales como la situación generada con el veto ruso, la laxitud de la Comisión Europea en materia de actuaciones inspectoras frente a la entrada de plagas y enfermedades a las fronteras comunitarias, la reforma del Reglamento 543/2011 sobre calificación de OPFHs. A nivel autonómico, Arnandis ha apelado a temas como la solución a los efluentes generados en las almazaras, las medidas de refuerzo de la Ley de la Cadena Alimentaria o la ley que debe regular el funcionamiento del IVIA.

Por último, Rodríguez Mulero ha incidido en que “existe un clima de confianza entre el nuevo Gobierno valenciano y el sector cooperativo agroalimentario” y ha reconocido que “necesitamos a las cooperativas para lo que venimos en llamar la segunda modernización de la Agricultura valenciana”. Por otro lado, ha destacado que “el sector agroalimentario supone entre el 16 y el 18% del PIB de la Comunitat y representa más del 20% del total de las exportaciones”. El secretario autonómico ha coincidido con el presidente de Federació en que hay que hablar de “hacia dónde queremos dirigir la investigación del IVIA”. Por último, ha remarcado que “estamos convencidos de que el cooperativismo valenciano necesita procesos de fusión e integración, pero principalmente de intercooperación” y ha anunciado inversiones de la Conselleria para financiar proyectos tendentes a fomentar esta intercooperación.

Quizá le interese también:

Dejar un comentario