La industria agroalimentaria valenciana recibirá 92 millones de euros en los próximos cinco años para modernización y mejora de la competitividad

IMG_96581

El sector agroindustrial de la Comunitat se reunió en la mañana de ayer para conocer de primera mano las bases de las ayudas para la modernización y mejora de la competitividad de las industrias agroalimentarias valencianas. Estas ayudas, que llevaban cinco años sin ser convocadas, destinarán 92 millones de euros hasta el año 2020.

Hasta 300 millones de euros de inversión inducida

Estas ayudas financian una parte de la inversión, por lo que el impacto económico es mucho mayor al importe de la subvención. Según las estimaciones de los ingenieros agrónomos, la inversión inducida podría llegar a los 300 millones de euros y las inversiones totales destinadas a modernizar e incrementar la competitividad de la industria alimentaria valenciana estarían en torno a los 400 millones de euros (300 millones en inversiones auxiliables y 100 millones en inversiones no subvencionables). Las ayudas son aportadas por la Unión Europea, el Ministerio de Agricultura y la Generalitat Valenciana.

El objetivo específico de estos fondos es mejorar la competitividad de la industria alimentaria de la Comunitat, y con ello mejorar el posicionamiento en el mercado nacional e incrementar las posibilidades exportadoras de nuestras industrias agroalimentarias. Los ingenieros agrónomos, que mantienen una visión integral de toda la cadena alimentaria, esperan que este aumento propicie un crecimiento de la demanda, algo que debería empujar al alza la producción y los precios agrarios, además de generar nuevos puestos de trabajo.

Eficiencia energética, reducción de consumo hídrico, economía circular, calidad y proveedores de proximidad

Estas ayudas priorizan las inversiones destinadas a mejorar la eficiencia energética de los procesos de producción de alimentos, la minimización del consumo de agua, el aprovechamiento de subproductos y el compromiso con la calidad y por la producción de proximidad. Los ingenieros agrónomos han señalado que resulta evidente que se prioricen estas inversiones, pues son las que llevarán a nuestras producciones agroindustriales a ser más competitivas vía ahorro de costes de producción y vía incremento del valor del producto final.

Jornada COIAL Ayudas a la modernización de la industria agroalimentaria. Valencia (07-07-2016)

Jornada con las empresas y las cooperativas agroalimentarias

A la jornada acudieron más de 80 ingenieros agrónomos especialistas en industrias agroalimentarias y numerosos empresarios agroalimentarios y responsables de cooperativas. También representantes de la Generalitat, como el secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Francisco Rodriguez Mulero, y la directora general de Desarrollo Rural y Política Agraria Común (PAC), Maite Cháfer. Con este tipo de encuentros se pretende acercar los pormenores de esta convocatoria a los ingenieros agrónomos, a las empresas y a las cooperativas y de esta manera facilitar la elaboración de los complicados expedientes técnicos que requieren la solicitud y justificación de estas ayudas.

El presidente de Cooperatives Agro-alimentàries, Cirilo Arnandis, destacó durante la inauguración de la jornada “la importancia del sector agroalimentario, quizá el que mejor comportamiento ha tenido durante toda esta crisis, que ha sabido mantener una posición de privilegio en las exportaciones de la Comunitat Valenciana. Todo ello ha sido posible, sin duda, gracias a las aportaciones de los ingenieros agrónomos como referentes en investigación y aplicación de nuevas tecnologías“.

El delegado del COIAL en Alicante, José Manuel Carrillo, quien representó al decano, Baldomero Segura, destacó la importancia de recuperar estas ayudas, que no se convocaban desde hacía cinco años: “Es importante que haya previsibilidad con este plan de ayudas quinquenal, es una buena manera de estructurar las inversiones, que sean útiles y que se adapten a la realidad del mercado“. Carrillo también remarcó el “carácter innovador del sector agroalimentario valenciano en el ámbito de la seguridad alimentaria, la minimización de residuos y la disminución de la huella ecológica de su actividad“. Por último, recordó “la importancia estratégica de este sector durante la crisis, que ha contribuido de manera decisiva a mantener el pulso de la economía valenciana durante los últimos años“.

Quizá le interese también:

Dejar un comentario