Las cooperativas socias de Federació gestionan 36.000 expedientes de Pago Único pese a los problemas con el SINAPA

170 cooperativas socias de Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana han gestionado alrededor de 36.000 expedientes de solicitud de Pago Único de la PAC, que suponen aproximadamente el 40% del total de solicitudes presentadas en el conjunto de la Comunitat Valenciana, pese a los numerosos problemas surgidos a lo largo del todo el periodo habilitado para ello.

La Comunitat Valenciana es una de las CC.AA. que han gestionado las solicitudes a través del nuevo programa puesto a disposición por el Ministerio de Agricultura. Lo que aparentemente era una medida acertada, con el fin de unificar los sistemas de recopilación de datos, ha acabado por convertirse en una pesadilla para cooperativas y agricultores. Los problemas del mencionado programa, que se han traducido en bloqueos y errores internos, se han repetido desde el primer instante, sin que los parches y actualizaciones sacados para resolverlos hayan sido efectivos. La comunicación entre los usuarios del programa, los servidores de las Comunidades Autónomas y los del FEGA ha estado plagada de problemas a lo largo de todo el periodo habilitado para la presentación de solicitudes.

La consecuencia directa de los fallos del programa ha sido que las cooperativas y demás entidades colaboradoras han tenido que redoblar sus esfuerzos para registrar a los solicitantes, algo de especial importancia ya que las ayudas de este año condicionan los derechos hasta el año 2020. Para ello, se han visto obligadas a ampliar el plazo de contratación del personal de refuerzo que han incorporado para la gestión de los expedientes, a contratar servicios de acceso a tecnología 4G o fibra para la mejora de las velocidades de conexión y a trabajar de forma intensiva en los momentos en los que el programa estaba operativo. Todo esto ha supuesto un importante aumento de costes para todas las entidades colaboradoras. Hay cooperativas que cifran en 28 euros los gastos de gestión de cada expediente, en función del número de personas contratadas, del tiempo de contratación y del número de solicitudes totales que han tramitado.

Para poder garantizar el registro de todos los solicitantes, ha sido necesario emplear mecanismos extraordinarios, que obligarán a la subsanación de numerosos expedientes en próximas fechas, con el tiempo, el coste y las molestias que supondrá tanto para los solicitantes como para las entidades colaboradoras.

Ante esta situación, Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana entiende que de cara al próximo año será necesario el desarrollo de un nuevo programa informático para la gestión de las solicitudes o, en su defecto, la vuelta al programa Agrored que se venía utilizando anteriormente. Asimismo, lamenta que algunos solicitantes puedan haber quedado fuera al desistir de continuar presentando sus solicitudes, si bien no se trata de una circunstancia que haya afectado especialmente a los expedientes gestionados por las cooperativas, pues éstas han trabajado particularmente en comunicación constante con sus socios para poder gestionar sus expedientes en los momentos en los que el programa ha estado operativo.

Por último, Cooperatives Agro-alimentàries quiere destacar y agradecer la encomiable labor de los empleados de las cooperativas, sin cuyo esfuerzo y dedicación hubiera sido imposible que los socios hubieran obtenido el registro de sus solicitudes dentro del plazo fijado para ello.

Quizá le interese también:

Dejar un comentario