Compromís busca un “frente común” con las asociaciones agrarias para defender los cítricos valencianos

7 enero, 2019

El pasado 3 de enero tuvo lugar en la sede de Compromís una reunión a la que fueron convocadas las principales organizaciones y entidades representativas del sector agrario valenciano, entre las cuales se incluye Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana. Por parte de Federació asistieron a la cita el presidente, Cirilo Arnandis, y el técnico sectorial de frutas y hortalizas, Enrique Bellés. Los representantes de la coalición fueron el portavoz en el Congreso de los Diputados, Joan Baldoví; el portavoz en el Parlamento Europeo, Jordi Sebastià; el protavoz en la Comisión de Agricultura del Congreso, Enric Bataller, el diputado de les Corts Josep Nadal; la portavoz de Compromís, Àgueda Micó; y el subsecretario de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Josep Bernal.

Baldoví declaró que Compromís reclama “medidas concretas para mejorar la actual situación en la que se encuentra el sector citrícola valenciano“, entre las que destacó la reducción de los módulos en la declaración de la renta para los agricultores y agricultoras, una reducción que afirmó que “incluso se podría ampliar al IBI agrario siempre que el gobierno central pueda compensar en los ayuntamientos“.

Problemática con terceros países

Baldoví reclamó también “ayudas directas a los productores que han visto como su fruta se ha quedado colgando de los árboles por una competencia desleal con otros países extracomunitarios“, y “la activación de la cláusula de salvaguardia del Artículo 34 del acuerdo comercial con Sudáfrica, porque es evidente que la entrada masiva de cítricos de terceros países ha provocado un grave problema a nuestras empresas productoras“. Por su parte, Sebastià lamentó que “el tiempo nos ha dado la razón, y el acuerdo con Sudáfrica ha supuesto un grave problema para nuestros productores, una situación que irá a peor a partir del año 2026, cuando los productos sudafricanos dejen de pagar aranceles“. El eurodiputado afirmó también que “la política comercial europea está perjudicando seriamente a nuestros productos, ya que no estamos compitiendo con las mismas reglas. Mientras a las empresas productoras europeas se les piden una serie de condiciones sociolaborales, sanitarias y ambientales. Los productos extracomunitarios no tienen que cumplir con los mismos estándares de calidad y seguridad, haciendo que su producto sea siempre más barato“.

Demandas al Gobierno

Sebastià también aseguró que “el Gobierno central tiene la responsabilidad de defender los intereses de nuestras empresas citrícolas, y desde Compromís presionaremos para velar porque eso sea así“, y apostó porque la oficina de la Generalitat en Bruselas haga acción de lobby con el objetivo de conseguir “que toda la producción extracomunitaria que se comercialice en Europa cumpla con los mismos controles fitosanitarios, ambientales y sociolaborales que los productos europeos“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *