Cebrián plantea al Ministerio de Agricultura un mayor apoyo al IVIA como laboratorio de referencia tras el brote de Xylella

La consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, ha expuesto hoy ante la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, y los representantes de las comunidades autónomas en la Conferencia Sectorial la situación tras la detección de la bacteria Xylella Fastidiosa en Alicante y las actuaciones llevadas a cabo desde la confirmación del brote el día 20 de junio en el término municipal de Castell de Guadalest.

Elena Cebrián ha explicado el perimetrado y la fumigación de la zona afectada en 150 metros a la redonda; la erradicación del arbolado y prospecciones detalladas en 100 metros alrededor, y la inmovilización del material vegetal en un radio de 10 km, un área donde se llevan a cabo, además, prospecciones visuales y se hará un amplio muestreo de material vegetal.

Como novedad, el análisis genómico solicitado al laboratorio del Instituto de Agricultura Sostenible del CSIC en Córdoba, ha asignado a la subespecie Multiplex la causa del brote detectado. Lo ha hecho tras analizar 10 muestras de ADN de almendro confirmadas como positivas para Xylella Fastidiosa por el Laboratorio Nacional de Referencia de Bacterias Fitopatógenas, que es el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA).

En referencia al IVIA, Elena Cebrián ha advertido de que el instituto valenciano puede necesitar un mayor apoyo en esta etapa, en la medida en que aumente el número de controles y analíticas requeridas. Este incremento es previsible porque en todas las comunidades autónomas se están activando los protocolos de seguimiento y monitoreo de la enfermedad.

Sin minimizar la gravedad de la plaga, la adjudicación a la cepa Multiplex permitirá enfocar mejor las inspecciones y el seguimiento al grupo de plantas más susceptibles a esta subespecie, ha señalado la consellera, como son el ciruelo, el melocotón, el roble, el plátano o el arándano, además del almendro.

La consellera Elena Cebrián ha recalcado la necesidad de que el Gobierno de España ejerza un papel activo de coordinación de actuaciones, comunicación con las comunidades autónomas y apoyos donde sean necesarios más medios técnicos o personales, en relación con la entrada en la Península de la peligrosa bacteria.

También ha apuntado la pertinencia de una dotación financiera específica para investigación sobre prevención y tratamiento de las enfermedades causadas por Xylella Fastidiosa, sobre cultivos y especies mediterráneas, tendiendo en cuenta las condiciones ambientales particulares de las diversas zonas de cultivo españolas.

Quizá le interese también:

Dejar un comentario