El COPA y la COGECA critican la propuesta de la Comisión de debilitar los controles a la importación

Citrus_Black_Spot_on_Valencia_orange

El Copa y la Cogeca han criticado duramente la nueva propuesta de la Comisión Europea, que debilita gravemente los controles a la importación; lo que resulta inaceptable si se quiere evitar la llegada a Europa de la mancha negra de los cítricos. Ambas organizaciones pusieron en entredicho el pasado 14 de abril la nueva propuesta de la Comisión Europea, que debilita gravemente los controles a la importación, lo que resulta inaceptable si se quiere evitar la llegada a Europa de la mancha negra de los cítricos. Las organizaciones advierten de que esto es completamente inaceptable, habida cuenta de que se han detectado en las fronteras más de 100 casos de enfermedades altamente contagiosas.

Esta controvertida propuesta se sometió a debate en el Comité permanente, celebrado los días 14 y 15 de abril en Bruselas. A pasar de ello, las cifras arrojan que se han detectado 70 casos procedentes de Uruguay, 15 de Sudáfrica, 17 de Argentina y 13 de Brasil. Esta cifra supera con creces el límite permisible para la Comisión Europea, fijado en cinco casos por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (AESA), según lo dispuesto en la Decisión 2014/422 de la CE.

El secretario general del Copa-Cogeca, Pekka Pesonen, lanzaba una advertencia antes de conocerse la aprobación por parte del Comité permanente de la propuesta hecha por la Comisión -con el voto en contra de España-, instando a los Estados miembros “a rechazar este propuesta, por tres motivos. En primer lugar, supone que se permita la entrada de cítricos infectados a la UE para su uso en la transformación. En segundo lugar, la Comisión ha propuesto, en contra del dictamen de la AESA, abandonar su decisión de reforzar los controles toda vez que se produzcan seis o más detecciones en el mismo año. En tercer lugar, la aplicación de medidas de salvaguardia para Uruguay sólo será efectiva a partir del 1 de enero de 2017, mientras que ya se detectaron 70 positivos en las fronteras uruguayas en 2015“. Personen aseguró que “a menos que la Comisión aplique medidas contundentes para impedir la propagación de esta enfermedad tan contagiosa, se corre un riesgo real de que ésta llegue a la UE. Esto resulta inaceptable, puesto que la enfermedad de la mancha negra no se da en Europa, por lo que su presencia podría tener consecuencias catastróficas para el sector de los cítricos en los países productores“.

Por último, también recordó que el sector de los cítricos reviste una importancia fundamental en la Unión Europea, tanto desde el punto de vista económico como social, ya que proporciona productos de gran calidad a Europa, además de garantizar un empleo a millones de personas en las zonas rurales de la UE, tanto en las fases anteriores como posteriores de la producción; en particular en los países del Sur. Personen criticó que se esté poniendo arriesgándonos a importar una enfermedad de la que actualmente estamos libres, como es la mancha negra, ya que “las consecuencias serían catastróficas para los productores de cítricos europeos“.

El acuerdo adoptado por el Comité permanente incide en aspectos como la diferenciación de circuitos de importación para el producto fresco y para el producto destinado a la industria, contando este segundo con controles menos rigurosos y sin que existan garantías reales de que el producto destinado originariamente a industria no acabe de una u otra forma en el circuito de productos frescos. Por otra parte, también se elimina la propuesta de cierre automático de fronteras tras la detección de una quinta intervención contaminada, una circunstancia que no ha llegado a producirse en las últimas campañas pese a superarse ampliamente la cifra límite de intercepciones contaminadas.

Quizá le interese también:

Dejar un comentario